La tecnología ha relegado la escritura a mano

Sabían ustedes que cuando tomamos apuntes con lápiz y papel, nuestro cerebro maneja de manera diferente los contextos y podemos ampliar los horizontes de mejor manera que cuando lo hacemos con medios electrónicos, donde somos más literales? Esto por supuesto, va en beneficio de la calidad del escrito que podamos desarrollar.

Con la aparición de la escritura a mano y de los primero documentos, la prehistoria tachó su prefijo, en tanto el hombre vio la necesidad de dejar sus memorias mediante signos lingüísticos, pero con los años y la llegada de tecnologías digitales los procesos han cambiado, los apuntes a mano se alternan con la facilidad que brindan tablets y computadoras.

Zulma Zuluaga Ocampo, docente e investigadora de la Universidad Javeriana, aseveró: “Considero que el problema no es el dispositivo, por cuanto si es mejor a mano o en computador, haciendo la salvedad que en efecto este tiene unas implicaciones cognitivas. El dilema radica en que cuando hablando de enseñar y aprender en la escuela, tenemos que preguntarnos es por los propósitos de este tipo de escritura, entendida ésta no como una práctica general homogénea, puesto que el ser humano no escribe igual en todo momento y en toda circunstancia”.

Las herramientas tecnológicas aportan multimedia e internet y permiten borrar sin tener que destruir toda una página, pero a la hora de escribir contenidos de una clase, solo la mano posibilita flechas, óvalos, corchetes, palabras claves, interrelaciones y por lo tanto, mayor retención, con lo digital usualmente se transcribe sólo lo que se escucha, ese es el resultado de una universidad de Preston.

Para Zulma Zuluaga Ocampo, docente e investigadora de la Universidad Javeriana, el asunto de la tecnología en la escuela, es asumir una realidad de la que todos hacen parte, no se puede sacar la tecnología de la existencia, por ende, la pregunta debe ser con qué propósito se debe usar.

El reto académico de los profesores no es facilitar el medio más fácil para hacer tares e investigaciones.

Según Zulma Zuluaga Ocampo, docente e investigadora de la Universidad Javeriana, la pregunta respecto a la tecnología en la escuela, no se puede reducir únicamente a las características del aparato y el dispositivo, sino a las implicaciones pedagógicas y didácticas que ésta tiene, entonces puede ser tablet, computador, o mano, pero si el docente en relación con una serie de determinaciones le pide a un estudiante reelaborar algo en función de sus conocimientos, asociaciones e inquietudes, o por el contrario, le pide información explicita que se encuentra en cualquier libro o página de internet, entonces, el factor o la variable relativa a lo que le está pidiendo es lo que va a ser determinante.

Escribir a mano no significa estar en la edad de piedra, sino poner mayor cantidad de arias cerebrales en funcionamiento, mientras escribir en medios electrónicos es igual a llevar secuencias, almacenar y mantener archivos, al final, usted decide de acuerdo a sus objetivos.