Notas

¿Cuál debe ser la propuesta para reformar el sistema educativo público en el país?

Frente a este accionar amañado por parte del gobierno, expertos analizan desde su experiencia cuál debería ser la propuesta del estado para fortalecer el sistema educativo en el país, teniendo en cuenta lo que establece la constitución de 1991, la ley general de educación y el contexto de las instituciones en el territorio nacional.

Si bien, la educación es considerada como uno de los factores más influyentes en el avance y progreso no solo de una persona sino de las sociedades, y su fortalecimiento se encuentra estrechamente correlacionado con el desarrollo de los países, en Colombia la realidad es completamente diferente pues los recursos para este sector disminuyen cada año acrecentando con ello no sólo el déficit en materia educativa, sino profundizando la crisis existente desde hace décadas.Esto como consecuencia de que no hay un interés o una política gubernamental por fortalecer y financiar la educación en el país, sino por privatizar y mercantilizar este derecho.

Wilson Arias, Senador De La República: “Cualquier gobierno debería apostarle a que una de sus prioridades sea el fortalecimiento de la educación pública por medio de la ampliación, la calidad y la cobertura educativa, creando y construyendo nuevas instituciones y mejorando la calidad a través de infraestructura moderna y de capacitación, así como mejor formación de los docentes, en este sentido, se debe propugnar por el papel esencial que tiene la educación en la formación de las personas y en la importancia del pensamiento crítico, reflexivo y constructivo, esto significa reivindicar la profesión docente, darle un lugar en la sociedad y generar condiciones materiales reales con mayores asignaciones presupuestarias y progresividad en la oferta de la educación ”.

Los analistas coinciden con Fecode en que una propuesta educativa encaminada a fortalecer este sistema en el país debería partir por reformar el sistema general de participaciones para garantizar desde la base del plan nacional de desarrollo el aumento significativo y progresivo de los recursos para la educación a mediano y largo plazo, además del cumplimiento por parte del gobierno de los acuerdos suscritos tanto con los docentes, como con los estudiantes universitarios; para así responder a las necesidades del sector planteadas por quienes conocen y lo enfrentan a diario.

Daniel Libreros, Economista: “La política que viene implementando el gobierno de Duque contra de las comunidades educativas y en particular, con la Federación colombiana de educadores deja mucho que desear, además de que desconoce la gravedad de las amenazas sobre los miembros de la dirección de la federación, mantiene una política de recorte del gasto educativo cuando el país necesita ampliar las coberturas ”.

En este sentido, los expertos argumentan que al gobierno le correspondencia cambiar su mirada neoliberal que solo tiene propósitos de financiación a través del subsidio a la demanda y no del subsidio a la oferta pública conllevando con ello a la privatización ya la exclusión a una educación de calidad. Asimismo, debe replantear su discurso de odio y señalamientos hacia los educadores que luchan y reclaman oportunidades y respeto a los derechos fundamentales, en pro de una sociedad más justa y equitativa.