Notas Fecode

Que espera el sindicalismo del nuevo gobierno

Con la elección de Gustavo Petro como presidente de Colombia la historia del movimiento sindical cambia, más aún si se tiene en cuenta que gran parte estuvo comprometida con su campaña, por eso, hoy les contamos con frecuencia son las expectativas de estos sectores frente al nuevo gobierno .

Varias centrales sindicales y organizaciones manifestaron desde un comienzo su apoyo a la campaña presidencial de Gustavo Petro y Francia Márquez y con su triunfo se han mostrado complacidas, ahora, la esperanza en un cambio que beneficie a las y los trabajadores de Colombia continua a la expectativa debido a que el gobierno de Iván Duque, lamentablemente dejó una gran regresividad en materia laboral y social, desigualdad y pobreza monetaria, multidimensional y extrema, lo que ha generado un retroceso de más de 50 años en la lucha que las organizaciones sindicales han liderado para reivindicar los derechos laborales, sociales y humanos.

Carlos Julio Díaz Lotero, director(e) de la ENS: “Este gobierno dejó una sociedad bastante convulsionada, debido a que hay un reinicio de un nuevo ciclo de violencia, de asesinatos de líderes sociales y sindicales, una negación del diálogo social y de estigmatización y ataque a la protesta social, como si fuera un problema de orden público; por lo anterior, fue un gobierno que tuvo grandes recuperaciones en materia social, laboral, política, paz y cultura democrática”.

Frente a esta situación las principales centrales obreras del país, CUT, CGT y CTC, esperan mantener un diálogo abierto y constante con el nuevo gobierno que permita avanzar en políticas y en el respeto de los derechos laborales y sindicales, así como un compromiso verdadero con la idea de cambio propuesta en campaña.

Carlos Julio Díaz Lotero, director(e) de la ENS: “Lo primero es que este gobierno debe ir haciendo una transición de la economía para generar un desarrollo empresarial que permita generar empleo de calidad y mejores ingresos, esto en razón a que las empresas van a tener rentabilidad; y una vez se genere más empleo habrá que tener un enfoque de trabajo decente con libertades sindicales, disminución de las brechas de género generacionales y políticas específicas para incluir a las mujeres y los jóvenes”.

Igualmente, el nuevo gobierno deberá garantizar la protesta social, respetar las libertades sindicales y el derecho a la asociación, cumplir las recomendaciones en materia laboral de las organizaciones internacionales, así como los acuerdos con el sector público y privado, y finalmente, derogar las normas que surge a los trabajadores y el sindicalismo.